miércoles, 3 de enero de 2018

La Prisión de las Sombras - Cristian Arlia Ciommo


La Prisión de las Sombras

No resulta sencillo un comentario sobre este libro. Su complejidad nos somete a torbellinos de reflexiones acerca de la existencia. El protagonista –o el autor con su voz literaria- pendula entre las referencias al Ser y la ex – sistencia, es decir, en la alteridad. “Nacido a orillas de la existencia” es la enunciación con que Cristian da entidad a su protagonista (¿Acaso no será también patrimonio de todos?)
La Prisión de las Sombras destaca por trazar el camino del héroe clásico –o al menos eso nos muestra durante gran parte del texto- cuyo tránsito está marcado por una veta existencialista: ¿Quién soy? Pregunta capciosa si las hay, irresoluble por excelencia y solucionable en endebles referencias de reconocimiento. El autor habla del destino como parte de la existencia, pero duda, y duda tanto que en una de las más sublimes páginas del libro nos muestra que el otro –el partener o compañero- es quien reconoce la existencia, siempre ex – cápita.
Otra frase retumba en los confines de la novela: “En el tiempo antes del tiempo”, o al menos así la recuerdo. En ella se puede leer un juego sutil de aproximación en donde el problema de la existencia queda ligado al continuum del tiempo: ¿algo existe si el tiempo no transcurre? Cristián parece decidirse por el No, pero yo leo algo más: nadie puede dar cuenta del momento en que comienza a existir, porque ese pretendido amo y señor que dice ser el Yo no estaba dentro de los límites del existir en el momento en que el trauma introduce al Sujeto en el mundo. Nadie puede hablar de su origen, y, por lo tanto, el mito y el relato hace origen en retrospectiva con la ayuda del lenguaje.
Resulta delicioso la posibilidad de reflexionar a la que invita el autor con la excusa de la novela, excusa más que válida para llevarnos a transitar el camino de las dudas del personaje sin nombre. Abundan las referencias indirectas y en ellas se puede escuchar a Platón, Aristóteles, Nietzsche y hasta al mismo Freud, un gesto más que bienvenido
¿El final? Esperado e inesperado, loco y cuerdo. Psicoanálisis de por medio, ceso mis palabras para conversar en privado con el autor; ahora bien, este libro es una ganancia de un buen transcurso de análisis. Felicitaciones Cristian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Prisión de las Sombras - Cristian Arlia Ciommo

La Prisión de las Sombras No resulta sencillo un comentario sobre este libro. Su complejidad nos somete a torbellinos de reflexion...